P. perezi

P. perezi
Rana atacada por un cangrejo rojo (Procambarus clarkii)

miércoles, 17 de octubre de 2012

GÉNERO ALYTES




El género Alytes está formado por cinco especies: Alytes obstetricans, Alytes dickhilleni, Alytes maurus, Alytes muletensis y Alytes cisternasii. El género está emparentado con la subfamilia  Discoglossinae (sapos pintojos y sapos vientre de fuego).
Se caracterizan por el cuidado parental de la puesta, siendo los machos los encargados de cuidar y proteger los huevos hasta el momento de su eclosión, evitando la depredación de los mismos en las primeras fases embrionarias. La reproducción tiene lugar fuera del agua y el amplexo (abrazo reproductor) es inguinal. El macho estimula a la hembra para que le entrege los huevos, que éste recoge en sus extremidades posteriores. Esta acción se puede repetir hasta tres veces (con tres hembras diferentes) por lo que el macho puede acarrear hasta 60 huevos o más, esto depende del tamaño de las hembras con las que se encuentre.



Filogénia del género Alytes.


Los subgéneros Alytes y Ammorcytis se separaron en el Mioceno medio o posterior, hace unos 11-16 millones de años. Las diferencias no sólo son genéticas (Martínez-Solano et al.,2004) además hay que mecionar los aspectos morfológicos, musculares y la regulación hídrica. Al parecer, según diversos autores (Arntzen & García-París 1995-1997, Llorente et al., 1995) el antecesor común a ambos subgéneros  debía presentar una morfologia “generalista”, similar a los actuales Alytes obstetricans (sapo partero común). Durante su evolución desde el Mioceno Ammorcytis aparece en las islas que darian lugar a la Penísula Ibérica, se especializó y adaptó su morfología a una vida cavadora, dando lugar al sapo partero ibérico actual. Sin embargo Alytes obstetricans, Alytes dickhilleni y Alytes maurus apenas modificaron su morfología, manteniendo el tipo generalista hasta la actualidad.  Por otro lado, cuando Baleares se separó de la Península Ibérica las poblaciones de sapos parteros de las islas tomaron un camino diferente, especializando su morfología hacia un sapo trepador-escalador. Con las modificaciones morfológicas que esto supone, dando lugar a Alytes muletensis de aspecto grácil y delicado, con las extremidades alargadas y adaptadas a las paredes verticales de las zonas de reproducción de la isla.



Macho con puesta. (Abel bermejo García)
Recogida de la puesta. (Abel Bermejo García)



En el caso de los sapos parteros comunes, que mantuvieron el modelo generalista (similar al antecesor común a todos los Alytes) encontramos cuatro subespecies: Alytes obstetricans obstetricans, Alytes obstetricans pertinax, Alytes obstetricasn boscai y Alytes obstetricans almogavarii. La subespecie nominal sería Alytes o. obstetricans, que presenta una distribución centroeuropea y llega hasta la Coordillera Cantábrica y Galicia. El resto de subespecies son propias de la Penísula Ibérica. Alytes o. boscai que está presente en el noroeste Ibérico, Alytes o almogavarii lo encontramos en el noreste, llegando hasta Pirineos. Alytes o. pertinax se distribuye desde Tarragona hasta Albacete. Lógicamente, entre estas subespecies las diferencias morfológicas se hicieron patentes gracias a las adpataciones propias de los entornos donde evolucionaron. Pero a grandes rasgos el tipo generalista implica una morfología similar: ejemplares robustos,  grandes (mayores tallas que en el sapo partero ibérico) y buenos trepadores (esto les otorga una mayor colonización de láminas de agua difíciles de ocupar por otros anfibios)




Alytes o. obstetricans (Abel Bermejo García)



Alytes obstetricans obstetricans (Abel Bermejo García)



Alytes o. boscai (Abel Bermejo García) 



Alytes o. boscai (Abel Bermejo García)


9 comentarios:

  1. Bueno, pues ya sabemos casi todo de estas especies, a ver si consigo algo dia ver todas. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. La verdad que es bonito conocer todas las subespecies de sapos partero que tenemos en la Península…..que como verás tenemos unas cuantas.
    Un saludo
    Abel

    ResponderEliminar
  3. Fantástico repaso a los sapos parteros, una verdadera maravilla evolutiva de la que podemos presumir en Iberia que no se da en ningún otro lugar del mundo.
    ¡Y muy buenas fotos!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que cuando hacía la entrada pensaba justamente en eso, que lujo tener tanta diversidad de alytes……a ver si aprendemos a conservarlas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Casi se me pasa comentar...

    Pues sí que podemos estar orgullosos de ellos la verdad, son unos de mis favoritos sin duda por muchas cosas, pero sobre todo por la fascinante forma que tienen de reproducirse.

    Un saludo!

    Javier.

    ResponderEliminar
  6. Gracias compañero por comentar, la verdad que es un bicho de lo más interesante……los cuidados de los machos con la puesta es una estrategia muy buena para evitar las bajas en la fase embrionaria, así como depositar las puestas en zonas con difícil accesibilidad para otros anfibios…..también es uno de mis favoritos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Hola, muy buenas noches, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial, al igual que tu bello e interesante blog. Me ha gustado mucho esta entrada y algunas de las anteriores (las que he tenido tiempo de ver, claro), ¡muy buen blog! Ya tienes una seguidora más. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas una nueva entrada con la que nos vuelvas a sorprender. ¡Enhorabuena!

    Ahora, me gustaría invitarte a mi blog especializado en la saga TOMB RAIDER. Si te gusta el mundo de Lara Croft (videojuegos, películas, modelos, cómics, wallpapers), la primera protagonista femenina cibernética, este es tu espacio. Ponte al día con las últimas noticias. Infórmate de sus últimas horas.
    !TOMB RAIDER EVOLUTION!
    http://tombraidermania.blogspot.com.es/

    Un gran abrazo desde Málaga, y siento mucho autocitarme pero es la única manera que tengo para darme a conocer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Melodi, muchas gracias por tu opinión sobre el blog. La finalidad del mismo es dar a conocer nuestros anfibios y reptiles, tan desconocidos por la gran mayoría. Por eso agradezco tu opinión y animo con tu blog.

      Un saludo

      Abel

      Eliminar